Reducción del uso del auto

Reducción del uso del auto

Autobuses vs. coches, pero ¿qué prefiere la gente?

Por Jimena Veloz, @panoptic , 10 de diciembre de 2012

El 46% de los hogares en DF tienen auto, según el Censo de población 2010 realizado por Inegi. Pero en el otro 54% de la viviendas no tienen ni siquiera la posibilidad de usar un automóvil: sa fuerza se mueven a pie, en bicicleta y/o en transporte público y aunque haya un automóvil en el hogar, no todos los miembros de la familia (4 en promedio) tienen la posibilidad de usarlo para transportarse diariamente.

Cuando hablamos de transporte sustentable, hablamos de lo que es mejor para la ciudad, para el medio ambiente y para la gente. Sin embargo, pocas veces nos molestamos en preguntar si la gente de la que hablamos quiere lo que estamos proponiendo. Estamos dejando de lado la opinión de la población, cuando tratamos de cambiar algo que les afecta en su vida diaria directamente.

Algunos se preguntarán con miedo: ¿qué tal que la gente no quiere más transporte público o infraestructura ciclista o peatonal? ¿Dejamos de proponerlo? Antes de entrar en esos dilemas, creo que vale la pena revisar el contexto en el que estamos y ver por qué la gente podría apoyar el transporte sustentable, así que volvemos con los números:

Al nivel de la Zona Metropolitana del Valle de México, nos encontramos que, según la Encuesta Origen-Destino de 2007 realizada por Inegi, sólo 29% de los viajes diarios se realizan en automóvil. Cerca del 70% de los viajes se realizan en transporte público, la mayoría en colectivo. Claramente, es fácil que este amplio sector de la población tenga un interés en que se construya más y mejor transporte público, porque lo utilizan en su vida diaria.

¿Y los automovilistas? Puede ser que ellos también apoyen el transporte sustentable, aunque no necesariamente lo usarán. Puede que, aunque tengan un coche en casa, perciban que la construcción de transporte público beneficiará a su familia. Otra posibilidad es que los conductores apoyen el transporte público como forma de descongestionar la ciudad, sin que ellos piensen en dejar de manejar sino todo lo contrario, para poder llegar más rápido a sus destinos viajando en automóvil.

Pero además de esto, ¿qué evidencia tenemos de que la gente si quiere más transporte público?

Para medir la opinión pública respecto a la inversión en transporte sustentable, tenemos a la mano algunas encuestas al respecto. Mi favorita es la siguiente: una encuesta del periódico Reforma realizada en 2011 y titulada “Empeora percepción sobre obras públicas”, la cual habla sobre las preferencias de la población en obras públicas. En ella queda muy claro que las obras viales están muy lejos de ser la primera opción en materia de movilidad para la mayoría de la población. El artículo se puede ver completo dando clic acá.

Imagen extraída de la encuesta del periódico Reforma: “Empeora percepción sobre obras públicas”.

La segunda es una encuesta realizada por El Universal en 2010, sobre la construcción de segundos pisos en la Ciudad de México. Esta se titula “Avalan construcción de segundos pisos”, sin embargo, en ella el 70% de la población general opta por la construcción y mejoramiento del transporte público sobre los segundos pisos. Esta encuesta es interesante porque nos muestra que hay diferencias de opinión según el modo de transporte. Sin embargo, hasta los usuarios de automóvil se encuentran mayoritariamente a favor del transporte público.

Imagen extraída de la encuesta "Avalan cosntrucción de segundos pisos", realizada por El Universal.

Siendo más específicos, El Universal publicó en julio 2012 otra encuesta titulada “Aprueban gestión del jefe de gobierno”. Ésta se enfoca en la gestión de Marcelo Ebrard como Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Aquí la población califica a las obras públicas, al Metrobús y a la Línea 12 como lo mejor que ha hecho Ebrard como Jefe de Gobierno.

Fragmento de la encuesta "Aprueban gestion del Jefe de Gobierno", realizada por El Universal en julio de 2012.

Sin embargo, también hay gente que califica las vialidades como lo mejor que ha hecho Ebrard y un porcentaje de la población clasifica la construcción del Metrobús como de lo peor que ha hecho. Es decir, todavía hay un sector que no apoya las estrategias de transporte sustentable, ya sea por desconocimiento de los beneficios o porque se oponen a la aplicación de estrategias que afecten su vida diaria.

Sin embargo, aunque la opinión pública esté en contra -o a favor- no hay que dejarla de lado al promover el transporte sustentable. Es más útil reconocer qué es lo que les interesa a los ciudadanos y trabajar con esa opinión. Si sabemos que la población apoya las estrategias para mejorar el transporte de la ciudad, utilicémoslo a nuestro favor a la hora de pedir a los funcionarios que inviertan en políticas públicas de movilidad sustentable.

*Este artículo está basado en la investigación que hice para mi tesina. Si les interesa el tema, pueden consultarla haciendo clic acá.

Temas: , , , , , , , , , , , , ,