Muérdago: el come árboles del DF

Por Transeúnte , 1 de julio de 2011

Foto: tlalpan.info

El muérdago se apodera de la copa del árbol y de sus hojas, e incluso se propaga dentro de éste, hasta que lo mata. Controlar la expansión de esta planta parásita se vuelve difícil, pues sus semillas son esparcidas por los pájaros que las utilizan como alimento.

En los últimos años, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Arboricultura (AMA), la mayoría de las especies de árboles en calles, camellones, parques y jardines públicos de la ciudad de México se han visto dañados por esta plaga.

Daniel Rivas Torres, arborista certificado, explica que la manera en que se ha combatido la plaga, hasta la fecha, no ha sido la adecuada, pues “se hace una corta irracional de las ramas afectadas”. Además, comenta que la falta de capacitación, así como de personal y equipo apropiados, origina que se esté realizando el terrible desmoche de los árboles: destruyéndolos casi por completo, dejando escasamente su tronco y  acabando de esta manera con todos los beneficios que de él se derivan.

Diana Marchal, representante de AMA, indica que la llegada de las plagas se debe a varios factores como la contaminación atmosférica, la falta de mantenimiento, las mismas podas incorrectas y el maltrato por otras acciones humanas, entre otras cosas.

De acuerdo con la misma asociación, algunas de las áreas arboladas más afectadas por el muérdago son las de colonias como la Roma, Condesa, la avenida Paseo de la Reforma, la Alameda Central, Xochimilco y San Ángel.

Algunas iniciativas ciudadanas han surgido para tratar de combatir el problema, buscando el apoyo de las autoridades locales sin ningún resultado. Tal es el caso del intento comandado por Eduardo Mier y Terán y Alan Vargas Favero, quienes a través de la galería Terreno Baldío Arte, ubicada en la colonia Roma, han contribuido a hacer conciencia con respecto al tema.

“El problema empezó a ser preocupante a finales de los años 90. Nosotros, desde 2005, hemos mandado más de 20  cartas a todas las autoridades que creíamos debían hacer algo para atender a los árboles: el Gobierno del DF, las secretarías locales y federales de Medio Ambiente y Turismo, la delegación Cuauhtémoc, entre otras. Nadie ha hecho nada”, comenta Vargas Favero.

Ante ello, el entrevistado aseguró que éste es un problema que puede solucionarse, sin embargo, piensa que ha faltado voluntad política para hacerlo. “Incluso”, continúa, “hicimos una metodología con la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), que consistía en hacer un diagnóstico del grado de infección, después atacarlos con una poda controlada y finalmente vitaminar a los árboles”.

Hasta la fecha no se ha conseguido que las autoridades emprendan acciones concretas para atacar la plaga. Por esa razón, durante el pasado Corredor de arte Roma-Condesa, en mayo pasado, Vargas Favero, quien también es artista plástico, decidió hacer una instalación con respecto al tema, en uno de los salones de la galería Terreno Baldío.

“La pieza se titulaba Muérdago, y  para hacerla pusimos un árbol muerto del que colgaban todas las cartas que hemos mandado. Además, acompañamos esto con la repartición de 400 globos negros, para que la gente los colocara en árboles infectados y de este modo generar conciencia sobre el asunto”, explica el autor de la instalación.

Para el arborista Rivas Torres este es un problema urgente de atacar, pues los árboles constituyen un patrimonio natural con un sinnúmero de beneficios ambientales, ecológicos, sociales y económicos, imprescindibles para el mejoramiento de la calidad de vida de la comunidad.

“Hasta el momento la mejor práctica fundada contra el muérdago es el control mecánico, mediante la poda sanitaria o de limpieza de la copa. Ésta consiste en subir a desprender y quitar únicamente la planta parásita, eliminando o despuntando ramas muertas y plagadas en exceso, buscando dejar intacta la estructura del árbol con todo su follaje”, subraya el experto.

Temas: , , , , , , , , , , , , , ,