Jimena D. Mayerstein

Del aeropuerto que no estaba incomunicado

Por , @NorthboundNomad , 10 de mayo de 2012

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México -AICM-, un monstruo localizado en el oriente de la Ciudad de México, ha sido devorado por el imparable crecimiento de la ciudad y con ello han llegado a él los servicios de transporte público.

Sin embargo, hace ya unas semanas se inauguró la línea 4 del Metrobús con su servicio de Buenavista al AICM. Desde que comenzó el proyecto hasta el banderazo de salida, se argumentaba que el aeropuerto estaba incomunicado con el centro de la ciudad y que era necesario tener una opción para los turistas y personas que viajaban de ahí al aeropuerto y viceversa, y que con esta nueva línea, habría una comunicación rápida y directa.

Este es el símbolo de la estación "Terminal aérea" del metro de la Ciudad de México, línea 5

Pero la verdad es que el AICM no estaba incomunicado antes del Metrobús, ni mucho menos tenía malos servicios de transporte para llegar de ahí al centro de la ciudad. A continuación les presento tres opciones para realizar el viaje Aeropuerto – Centro Histórico, y hasta Buenavista, las cuales no involucran usar ningún tipo de transporte incómodo, tales como combis o microbuses y que tampoco implican caminar más allá de los límites de dicho aeropuerto:

1)   RTP Circuito Bicentenario, hasta Eje Central, de ahí Trolebús del corredor Cero Emisiones hasta el Centro. Tiempo aproximado de recorrido: de 45 minutos a 1 hora. Costo total: $8. En esta opción no hay que subir escaleras, excepto los dos escalones de cada uno de los autobuses.

2)   Metro Línea 5 de Terminal Aérea hacia Oceanía -una estación-, en Oceanía hacer un transbordo a la línea B y de ahí no solo se pasa por el centro, sino que se puede llegar hasta Buenavista. Tiempo aproximado de recorrido: 30 minutos. Costo total: $3. En esta opción hay bastantes escalones, y por ello probablemente no es muy recomendable si se lleva equipaje pesado y voluminoso.

3)   Metro línea 5 hasta Pantitlán -3 estaciones-, en Pantitlán transbordo a línea 1 y de ahí hasta el centro, bajando en cualquiera de las estaciones que ahí se ubican y pertenecen a esa línea. Tiempo aproximado de recorrido: 50 minutos. Costo total: $3. Mismo detalle de las escaleras y el transbordo es bastante largo.

Si bien en el Metrobús no hay escaleras, el tiempo de recorrido es de 1 hora 40 minutos, que desde su inauguración a la fecha se han mejorado muy poco, el costo por persona es de $30 y los autobuses no son más espaciosos que un trolebús o un autobús de las líneas CONGESA (Corredor Nueva Generación SA) que llegan hasta Tacubaya, o de la RTP (Red de Transporte de Pasajeros del DF) del Circuito Bicentenario y como al final el que toma la decisión sobre qué sistema de transporte utilizar es el usuario, es también necesario tener, como la información que hay dentro del Aeropuerto para el Metrobús, información para los otros modos de transporte y de esta manera aprovechar el gran potencial que tienen todos los sistemas de transporte público de trabajar juntos para reducir los viajes en automóvil.

Si algo bueno hay que reconocer es que con esta 4ta línea del Metrobús se hizo una maravillosa y muy necesaria recuperación del espacio público del Centro Histórico, que antes estaba siempre saturado de coches, comercio informal y calles muy poco amigables con el peatón, y aunque fuera de dicho perímetro los carriles no son precisamente amigables con la bici, dentro del centro son una buena alternativa a las caóticas calles aledañas.

Estoy segura que en cuanto a utilidad esta línea no era urgente ni necesaria, creo hubiera sido de más provecho, por ejemplo, re-ordenar el CETRAM Pantitlán, que es el puerto de entrada y salida para miles de personas que viven en la periferia del DF y en algunas partes del Estado de México, y que diariamente están expuestos a accidentes y asaltos en uno de los paraderos más conflictivos de la Zona Metropolitana del Valle de México y que de hacerse correctamente, podría ser el inicio de la modernización e integración del transporte en lo más alejado y olvidado de la ciudad, como lo es Iztapalapa.

La línea 4 del Metrobús ya está ahí y lo mejor es ver de qué manera se puede sacar algo positivo y mejorar el sistema. Considero que lo primordial es mejorar el tiempo de recorrido, luego pensar en un ordenamiento y limpieza de La Merced que es en definitiva, la zona más conflictiva de la ruta, integrar la posibilidad de que los carriles de Metrobús sean compartidos con la bici aún fuera del perímetro del Centro Histórico y lo más importante: empezar a pensar en voltear a ver y mejorar esa Ciudad de México que está después de donde terminan las líneas del Metro.

Temas: , , , , , , , , , , ,