Jimena D. Mayerstein

En bici a la universidad, ¿es posible?

Por , @NorthboundNomad , 20 de agosto de 2012

Desde el año 2005, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se puso en marcha el programa BiciPuma, que consiste en la renta de bicicletas para pasear o transportarse dentro del campus de la universidad. A este servicio tienen acceso los estudiantes de dicha institución y es utilizado en su mayoría para fines recreativos, desplazamiento entre facultades y hacia los sistemas de transporte público que rodean el campus, Ciudad Universitaria.

Reja de UPIICSA-IPN, donde ya no caben las bicis. Estudiantes han solicitado bici-estacionamientos, pero la institución no ha respondido positivamente.

La UNAM tiene la gran ventaja de contar con un terreno enorme, además de ser sumamente bello y agradable para realizar traslados o paseos en bicicleta, además, cuenta con sistemas de transporte como el Metro y el Metrobús, los cuales están prácticamente dentro del campus, pero, ¿qué podemos tomar del sistema BiciPuma las universidades más pequeñas y alejadas de los sistemas masivos de transporte?

Pocas universidades en el Distrito Federal tienen las características físicas de Ciudad Universitaria como para implementar un sistema de bicis igual. Para ello, sólo puedo pensar en la Unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y probablemente la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. En general, todas las universidades públicas tienen instalaciones relativamente pequeñas en las cuales un sistema de bici intrauniversitaria no tendría mucha razón de ser, pero ¿qué hay de comunicar las universidades con los sistemas de transporte público? Por poner unos ejemplos, conectar la UAM Azcapotzalco con el Metro Rosario y el Metro Ferrería/Suburbano Fortuna, conectar la UPIICSA del IPN con el Metro Coyuya, Boulevard Puerto Aéreo e Iztacalco o conectar la FES (Facultad de Estudios Superiores) Zaragoza con el Metro Tepalcates o Pantitlán.

Calles del campus de la Unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional. Entre las universidades del DF, de lo más parecido al espacio amplio de la UNAM.

Esto podría lograrse con un sistema de préstamo de bicis con estaciones en los campus de las universidades y en las estaciones de transporte público deseadas, lo que a su vez obligaría a realizar el mejoramiento de las vialidades circundantes para garantizar la seguridad de los usuarios y tanto de las bicis de préstamo como las propias. Y en el tema de la administración, creo también se podría involucrar a los estudiantes en los proyectos, promoviendo que fuera la misma comunidad estudiantil la que se hiciera cargo de la operación, por medio de organizaciones cooperativas o proyectos autónomos.

Taller comunitario de la University of British Columbia en Vancouver, Canadá. Proyecto 100% estudiantil

Es inaceptable que en la mayoría de las universidades la movilidad en bicicleta se siga tomando a la ligera, si es que tan siquiera se llega a tomar en cuenta, que se siga afirmando la cultura del automóvil otorgando todas las facilidades para que quepan más y más autos y donde el transporte público muchas veces resta como la peor opción para llegar a la universidad, ya sea por su alto costo o por su mala calidad, o ambas.

En la bicicleta tenemos una gran oportunidad para tres cosas fundamentales

1)   Crear comunidad dentro de nuestras universidades

2)   Mejorar el entorno urbano de nuestras casas de estudios

3)   Reducir tiempos de traslado y mejorar nuestra calidad de vida como estudiantes, al contar con una opción sana, segura y económica de llegar a la escuela

Bici-estacionamientos en la University of British Columbia en Vancouver, Canadá.

Temas: , , , , , , , , , , , , , , ,

  • BicItam

    Sin olvidar que se debe empezar a permitir el ingreso de bicicletas al metro y metrobus!

    • Nan

      Totalmente de acuerdo!!

    • Pablo Chong

      Exacto, yo acabo de adquirir una bici plegable y si la puedes meter, obviamente en su debida bolsa plegada. Pero asi como hay un vagón exclusivo para mujeres, porque no destinar uno solo para ciclistas, será que no se les ha ocurrido la idea o solo no lo quieren hacer?

  • gwolf

    Sí… Y no.
    Yo soy ciclista urbano, y académico de la UNAM. Si bien en la parte central del campus puedes moverte con el BiciPuma, es un programa muy poco digno de ser copiado. Su principal falencia es que ve a la bici como un esquema de movilidad que comparte espacios exclusivamente con el peatón — Al hacer la bicisenda no se tocó *ni un metro* del espacio de circulación vehicular (sólo unos 20m de un estacionamiento).
    Cruza por áreas de alto tránsito peatonal, con lo cual es entre incómodo y peligroso transitar. Y, tal vez lo más importante, está completamente desconectado del entorno — El BiciPuma está muy bien si llegas a la UNAM en transporte público y quieres moverte de la facultad al instituto, pero si quieres llegar de casa en bici… Bueno, malas noticias, las entradas a la UNAM son nefastas y verdaderamente no están pensadas más que para el automóvil.
    Además de esto, circular fuera del campus central (por ejemplo, hacia el Universum, zona cultural, institutos de investigaciones en la parte sur o zona deportiva), la versión oficial es “no lo hagas”: Rectoría nos ha pedido varias veces que no circulemos por los circuitos vehiculares.
    Así que… No, tengo que quitarle la pizca de optimismo de inicio a tu artículo :(

    • Ines Alveano

      Conocí al responsable de la implementación del Bicipuma. Creeme, que con todos los errores que mencionas, y que son dignos de tomarse en consideración, fue una de las mejores decisiones que pudieron haber tomado. (Hubo a la par otras propuestas mucho más auto-céntricas)

      • Ines Alveano

        P.D. Lo conocí en el 1er congreso de ciclismo urbano. Yo también soy ciclista urbana.

  • Ines Alveano

    Una estrategia que considero fabulosa para promover que más estudiantes vayan a la escuela (o uni) en bici, es el ciclo-bús (o bici-bús). Yo lo hice en Colima con niños de primaria. Y mi papá ya lo probó en Morelia con chavos y chavas de medicina. Avanzar en grupo (por ejemplo, en fila de dos en dos) ta mayor visibilidad y seguridad.