Jimena D. Mayerstein

La ciudad no duerme, el transporte tampoco debería

Por , @NorthboundNomad , 17 de julio de 2012

¿A quién no le ha pasado? Estar fuera de casa en una fiesta, concierto, reunión o lo que sea, empiezan a dar las 11:30 de la noche y uno entra en pánico automáticamente: el Metro está a punto de cerrar sus puertas. En el mejor de los casos, uno corre y alcanza el último tren, pero si se llega un minuto tarde a la estación, la última posibilidad de regresar a casa se acaba, a menos de tener dinero para un taxi.

El pasado 26 de mayo, la Ciudad de México estuvo repleta de eventos públicos y privados, estuvo la Feria de las Culturas Amigas en Reforma, el Wirikuta Fest en el Foro Sol, The Rapture en el Salón Vive Cuervo, Lupita D’Alessio en el Auditorio Nacional e infinidad de eventos más por toda la ciudad. Entre tantas actividades, esa noche ocurrieron dos cosas más, que son las que quiero resaltar en esta entrada.

La primera y más importante fue la extensión de horario que ofreció el Sistema de Transporte Colectivo Metro, hasta las 2 am. Cientos de miles de personas pudieron disfrutar de la ciudad hasta tarde, teniendo la certeza de que habría una forma segura de regresar a casa, creo que el esfuerzo que hizo el Metro de proveer este servicio es de agradecerse y se debería buscar replicar esta iniciativa en otros modos de transporte.

En el Distrito Federal tenemos la fortuna de vivir en relativa tranquilidad, en comparación con algunas ciudades del norte del país. Basta con salir cualquier noche de viernes o sábado para darse cuenta que la ciudad más grande del país está viva a las 2 o 3 de la mañana y que es indispensable contar con servicios de transporte nocturno, que garanticen la movilidad de muchas personas que buscan divertirse e incluso de quienes trabajan en dichos horarios.

Claro que hay que considerar que el Metro requiere un mantenimiento muy específico y por el costo sería difícil, si no es que imposible, contar con un servicio nocturno todos los días, pero afortunadamente tenemos Metrobús y Trolebuses que tienen la gran ventaja de ser transportes superficiales y que no ocupan ninguna infraestructura que requiera tanto mantenimiento como el subterráneo. Bien valdría la pena empezar a probar servicios nocturnos al menos los fines de semana, como ya se hace en la línea 1 del Metrobús o los autobuses COVILSA (Auditorio – La Villa), y me atrevo a decir que contar con servicios de este tipo sería un esfuerzo paralelo al alcoholímetro, ya que daría otra opción de transporte nocturno y así, la posibilidad de reducir accidentes de tránsito.

La segunda cuestión que quiero abordar es lo que ocurrió en el Foro Sol. Por primera vez se instaló un espacio especial para estacionar bicicletas en un evento masivo en un foro tan importante como ese. El aforo de ciclistas fue bajo, pero para ser la primera vez y considerando la poca difusión que se le dio, creo que fue, aunque pequeño, un paso más en el camino para la accesibilidad y la movilidad en bici.

En los dos puntos anteriores tenemos dos elementos clave para continuar desincentivando el uso del automóvil: primero está la accesibilidad a eventos especiales en bicicleta y el transporte público nocturno -en Twitter se vieron muchos comentarios de gente que comentaba que se ahorraron 200 o 300 pesos de taxi-. Y segundo, es de destacar que pasadas las 12 am de ese sábado, se cumplió con el servicio de cada domingo y se empezó a permitir el paso de bicicletas al Metro. Lo que me lleva a pensar lo siguiente: ir a un concierto en bici, tomarse unas copas y regresar en la madrugada con mi bici en el Metrobús, ¿por qué no?

Temas: , , , , , , , , , , , ,

  • http://www.facebook.com/karicata.hp Karicata Hp

    Y si se publica una petición? De boca en boca y de red social a red social…. http://www.avaaz.org/es/petition/start_a_petition/

  • raziel

    Parece que hay más transporte en la noche. Un conocido me dijo que hay unos buses que llegan al metro chapultepec y que pasan por el rodeo santa fe 24 hrs. Tal vez hay otras rutas por ahi