Peligros inminentes para los nuevos ciclistas urbanos

Por Josué Tellez, @josuetellez77 , 22 de marzo de 2012

Hace unas semanas mi esposa me pidió acompañarme a uno de mis recorridos en bici por la ciudad. No es que sea un ciclista urbano experto, apenas llevo unos 3 o 4 meses recorriendo las calles de la ciudad, desde que se iniciaron las obras del segundo piso de periférico a la altura de Viaducto Miguel Alemán, claro, después de leer como 2 o 3 veces el Manual para el Ciclista Urbano del Distrito Federal.

Dicho lo anterior, en forma caballeresca y protectora, le di mi casco de ciclista a mi esposa y le expliqué en breves detalles las formas de circular por la ciudad, conservando el carril derecho, volteando de manera constante a su lado izquierdo para ver de reojo los carros que vienen, fijarse en los cruces etcétera, etcétera.

Bien, iba yo guiando cuando entramos a la calle de Puente de la Morena con dirección a la calle de Pennsylvania, cuando después de voltear a la derecha para seguir mi recorrido, de la vialidad lateral salió un carro a toda velocidad, intentando adherirse al flujo vehicular de la izquierda, sin poner atención siquiera del tránsito que fluía en la calle. Alcancé a amarrar los frenos de la bici y a guardar mi equilibrio, mi esposa estaba viendo la escena desde atrás a la vez que pegaba el grito con tremendo susto.

Foto por Aarón Borrás - @avientensetodos

Gracias a dios, el karma, la madre naturaleza o como se llame, no pasó de un reclamo de mi parte al chavo veinteañero que conducía tan irresponsablemente, pero me quedó una preocupación que es el motivo de mi historia. ¿Qué hubiera pasado si yo no fuera guiando?, ¿mi esposa hubiera podido controlar su bici o hubiera sido víctima de pánico? Porque, claro, fluía constantemente el tráfico de coches en la vialidad principal, por nuestro lado izquierdo.

Y esta es la razón por la que quiero compartir los siguientes puntos, para los ciclistas que se quieren aventurar a transitar por las calles del DF:

  1. Muy importante, circula sin miedo. Aventurarse en las calles de esta ciudad es complicado y lo será mucho más si vas circulando con temor. Los conductores o ciclistas que transitan con temor tienden a conducir de manera errante, ya que los mismos nervios los obligan a tomar decisiones nubladas y para los demás que circulan es difícil adivinar sus movimientos.

  2. Usa protección. Este punto es para ciclistas nuevos, expertos, niños, todos, ya que en caso de un accidente podrás salir mejor librado si llevas casco. Y aunque las regulaciones de tránsito de la Ciudad de México no lo exigen, hay cascos de todos costos y todos los estilos, no por ahorrarte unos pesos evites asegurar un poco más tu vida o la de tus seres queridos.

  3. Usa un carril. El Manual del ciclista Urbano de la Ciudad de México señala el derecho del ciclista para ocupar un carril, dependiendo de la velocidad a la que circules, por lo general es el del lado derecho, ya que nuestra velocidad es menor a la de los automóviles y motocicletas que circulan. No uses el borde de la extrema derecha en donde estén estacionados los coches, ya que puedes encerrar tu circulación o correr el riesgo de alguien abra la puerta de su carro y te derribe.

  4. No circules en sentido contrario. Este punto es muy importante, ya que los accidentes se aumentan potencialmente debido a las fuerzas cinéticas que vienen en sentido contrario, además que los conductores no se imaginan que viene tráfico en el sentido contrario de la calle.

  5. No uses audífonos. Al igual que cualquier otro conductor nuestra atención al flujo vehicular disminuye potencialmente si no prestamos atención a los sonidos de la calle, como autos, sirenas, señales de silbato de los agentes de tránsito, etcétera.

  6. No circules por las banquetas. Éstas son de uso exclusivo para los peatones, las regulaciones de tránsito prevén que solo podrán utilizar las banquetas los peatones y los ciclistas si estos son niños, por lo que la única forma que puedes ir con tu bici en la banqueta es descendiendo de la misma y caminando con ella.

  7. Revisa el estado mecánico de tu bicicleta. En la calle por lo general hay que mantener un pedaleo constante, y por tu seguridad, como la de los que te rodean, es necesario que tu bicicleta se encuentre en un estado óptimo para reducir riesgos de accidentes.

  8. Lee el Manual del Ciclista Urbano de la Ciudad de México. Por lo general a todos nos da flojera leer, pero es mejor que te enteres de tus derechos y obligaciones como ciclista, recuerda que el ignorar las normas no nos exime de su cumplimiento.

  9. Recuerda que tienes derechos. Muchas veces los automovilistas piensan y dicen que ellos nos hacen un favor compartiéndonos su calle, lo cual es totalmente falso. De entrada la calle nos pertenece a todos y en segundo lugar, si compartes el carril con un automóvil, finalmente tú le haces el favor al automovilista compartiéndole el uso del carril que por derecho es tuyo.

  10. Usa lugares tranquilos para empezar tu experiencia de ciclista urbano. Si vas a iniciar es preferente que lo hagas en calles con poco flujo vehicular, para que te vayas acostumbrando a circular de una forma segura, cuando tengas más confianza con los vehículos que te rodean, entonces sí podrás circular libremente sin ser un ciclista nervioso. Procura iniciar tus experiencias con ciclistas urbanos que tengan más experiencia y puedan guiarte.

    Espero que mi poca experiencia pueda servir de algo y contribuir a una mejor convivencia de los ciclistas en el tráfico de la Ciudad de México.

Temas: , , , , , , , , , , , ,

  • http://0101010101010101010101 ignotto

    Hay Razòn suficiante al decir que nos dà flojera leer, pero el reglamento tanto de transito vehicular como el manual del ciclista urbano te permite convivir con ellos con los menos percances posibles… Si queremos una ciudad mas incluyente con los ciclistas debemos tambien poner nuestro granito de arena observando las reglas a seguir para no ser agredidos por los automovilistas y viceverza por que el circular en sentido contrario por ejemplo es una forma de agresiòn para ellos… Felicidadez a todos los que si leen el manual del ciclista urbano !!! Pedaleen siempre hacia adelante → :))