Javier Hernández

¡Que desaparezcan los paraderos!

Por , @jahernandezhe , 19 de abril de 2012

Quiero empezar reflexionando sobre lo que actualmente son los paraderos de transporte público, también conocidos como CETRAM -Centro de Transferencia Modal-. Los paraderos son las terminales donde los pasajeros de transporte público cumplen solo un tramo de su viaje y realizan el intercambio de medio de transporte, esencialmente cambian de microbús o de autobús a metro.

Los ejemplos más visibles de este tipo de instalaciones son el CETRAM Indios Verdes y el  CETRAM Pantitlán, de los más grandes en Ciudad de México, en el país y en varios otros de AmericaLatina. Durante mucho tiempo han sido, en ocasiones más, en ocasiones menos, lugares que inspiran temor e inseguridad. Algunos se aprecian como grandes estacionamientos de transporte público, desordenado. Durante su historia sabemos que dentro de ellos ha habido de todo: comercio informal, distribución de drogas, robos y hasta violaciones -riesgo que aumentaba porque a los paraderos llegaban personas a ofrecer servicio de prostitución-. En términos concretos: da miedo estar ahí o tener que caminar por sus instalaciones.

De esta descripción se salvan los CETRAM de Zapata y Ciudad Azteca -administrados por particulares-.

Fuente de la imagen: es.wikipedia.org

Los paraderos deben su espacio a que, a la vez a la que se construía el Metro, a un costado de las estaciones terminales, se construyeron estacionamientos, pensando que las personas realizarían parte de sus viajes en automóvil, llegarían en él a alguna estación del Metro, dejándolo estacionado en ella y continuarían en metro. Estos estacionamientos aún se pueden apreciar en la estación Consulado en el cruce de las líneas 4 y 5, y parcialmente, en la estación Ciudad Universitaria.

Por otro lado, las rutas de transporte público del Estado de México no pueden ingresar al Distrito Federal, ni los transportistas del DF al Estado de México, ya que hace años, en los 90, hubo un acuerdo en la Comisión Metropolitana de Transporte y Vialidad –COMETRAVI-, donde se estableció que, a excepción de ciertas áreas, los transportistas del Estado de México no entrarían al DF y los del DF no lo harían al Estado de México. Eso rompió el concepto de lo “metropolitano”, el fundamento fue la repartición del “mercado”. Lo anterior obligó a que estas unidades llegaran a un punto límite entre ambas zonas, donde actualmente todavía dejan al pasaje. En ese momento muchos de los estacionamientos originales, empezaron a transformarse en “paraderos” de estas rutas limitadas, y así surgen los grandes CETRAM de Indios Verdes y Pantitlán, los cuales cada vez requerían mas espacio para recibir y estacionar unidades.

Otro proceso que ocurría en paraderos internos al Distrito Federal, respondía a que el metro, por sus características de cobertura, requería alimentación de pasajeros en sus diferentes estaciones. El ejemplo más evidente de esto es el Paradero de Taxqueña, donde fue más notoria su transformación de estacionamiento a CETRAM, que hoy recibe otros servicios de transporte público que conectan los viajes al metro.

Pero revisemos, esta forma de transportarse, en sus inicios, consideraba al metro como la “columna vertebral” de los viajes que se realizaban de la periferia al centro o viceversa. Sin embargo, los resultados actuales arrojan que mientras el metro transporta aproximadamente 4.5 millones de los viajes, los que se hacen en transporte público, el concesionado, como microbuses y camiones de ruta, son 16 millones, casi cuatro veces lo que el metro. La pregunta que surge es ¿el plan inicial estuvo mal? Pienso que no, pero fue mal ejecutado. Pero en fin, mi análisis no es para cuestionar la ejecución de Planes de Transporte -ese es tema de otra nota-, en esta trato de entender si son necesarios los CETRAM.

Actualmente, los viajes que se realizan en la Zona Metropolitana del Valle de México tienen características metropolitanas, es decir, inician en una entidad y terminan en otra. El 17% de los viajes que se producen en el Distrito Federal y el 24% de los del Estado de México, van a la otra entidad, el resto son internos: 83% del Distrito Federal y 75.7%  del Estado de México, muchos de estos no se ubican en donde existe cobertura del Metro. En la Ciudad de México el 14% de los viajes que se realizan son en metro y 56.2% en transporte público concesionado: hay viajes en los que ni siquiera se utiliza el Metro.

Los paraderos parecen necesarios por la forma de operar que tienen las rutas de autobuses y microbuses que los utilizan, ya que como no tienen programa de servicio y además tienen una sobreoferta de unidades, requieren de muchos espacios de estacionamiento. Es decir, en los CETRAM no solo se realiza la función de ascenso y descenso de pasaje para cambiar a otro modo, también se usan de estacionamiento temporal para esperar salida, porque como ya lo dije antes, el mayor número de rutas está sobre ofertado.

En resumen la necesidad de atender los tramos de viajes interrumpidos por la división política de las entidades, la gran cantidad de de espacio que se usa para “esperar la salida” de los autobuses y microbuses, y la visión del metro como parte complementaria de la cadena de viaje, son problemas que pueden resolverse si se cuenta con servicios metropolitanos o de largo recorrido, que atiendan directamente las intenciones de viaje.

Si se ofrecen todos los servicios regulados y supervisados por un Programa de Servicio y estos son trazados atendiendo los viajes de los usuarios, no serán necesarios los CETRAM, sino solo paradas que se encuentren próximas a las estaciones del metro para quien quiera acceder a él, donde el servicio regulado por un Programa de Explotación sea la base para vigilar la operación de todos los servicios. ¿Entonces son realmente útiles los CETRAM si opera adecuadamente el servicio de transporte público colectivo y masivo?

Temas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  • juan antonio nava

    podrias decirme la fuente de lo de “Estos estacionamientos aún se pueden apreciar en la estación Consulado en el cruce de las líneas 4 y 5, y parcialmente, en la estación Ciudad Universitaria” muchas gracias