Reducción del uso del auto

Reducción del uso del auto

Si el coche no rinde, México no gana empleos

Por Salvador Medina, @ElNahual , 30 de julio de 2012

Con la norma ambiental para el consumo de gasolina en automóviles, se incrementarán los empleos. Según la mayor parte de los estudios realizados a raíz de la norma para el rendimiento de combustible en automóviles de EUA, esto mismo pasaría en México de ser aprobada. Actualmente el proyecto de norma para regular el rendimiento de consumo de combustible de automóviles nuevos, se encuentra bajo consulta en nuestro país.

El incentivo de empleos se da porque se crea una nueva demanda por componentes que antes no se producían, lo que incrementa el trabajo necesario para su producción. El promedio a raíz de 8 estudios realizados en EUA, es de 155 mil empleos nuevos a raíz de una norma como esta. Sin embargo, poco se ha hablado de los efectos que su implementación podría tener sobre las oportunidades laborales en México, aunque la experiencia internacional y las circunstancias del país señalan que su impacto sería positivo.

CUADRO 1: ESTUDIOS SOBRE LA GENERACIÓN DE EMPLEO Y NORMA DE EFICIENCIA DE COMBUSTIBLES PARA AUTOS NUEVOS EN EUA

ESTUDIO EMPLEOS ADICIONALES
Dacy et al. (1980) 140,000
Geller et. al (1992) 244,000
Teotia (1999) 77,000 a 110,000
Friedman et al. (2001) 103,700
UCS (2002) 182,700
Kleit (2002) Sugiere caída de empleos, sin dar cifras.
Bezdek (2005) 300,000
Baum y Luria (2010) 190,000 a 2020

Tabla elaborada por Salvador Medina

Además, normas similares se han aprobado en EUA, Canadá, Australia, Japón, China, India y Corea del Sur, con metas más ambiciosas que la mexicana. En las cuales no se ha encontrado evidencia de afectaciones negativas al empleo.

CUADRO 2: TENDENCIA INTERNACIONAL EN ESTÁNDARES DE CO2 Y RENDIMIENTO DE COMBUSTIBLE

PAÍS / REGIÓN

METAS

AÑO META
Unión Europea

 20.7 km/l

2015

Estados Unidos

14.5 km/l

2016

China

15.7 km/l

2015

Japón

20 km/l

2015

Canadá

14.7 km/l

2016

Fuente: ICCT

Por otra parte, México ha recibido en los últimos años inversiones para la producción de vehículos con mayor rendimiento de combustible, las cuales enfocan en el mercado de exportación. Por ejemplo,  Chrysler realizó en 2010 una inversión de 570 millones de dólares para la construcción de una planta de producción del motor Pentastar V6, que mejorará el rendimiento en 7% [BBVA Bancomer (2009) y Chrysler (2010)]. En 2008, Ford invirtió 500 millones de dólares en Ramos Arizpe, Coahuila, para la producción de los modelos híbridos Milan y Ford Fusion (CNN Expansión, 2008). General Motors invirtió 500 millones de dólares en su planta de Ramos Arispe para producir en México la Chevrolet captiva con motor hibrido en 2007 (TCT, 2007).

Dado lo anterior, pareciera que no se requiere de abundantes inversiones para la implementación de una norma de eficiencia energética en México. Esto, debido a que la industria automotriz mexicana ya se encuentra adaptándose al contexto internacional, pues a los países a los que se dirige su producción ya cuentan con normas de rendimiento de combustible, algunas inclusive más exigentes que la mexicana, por ejemplo, las de Europa.

Igualmente, la demanda externa es el motor de la producción y por lo tanto del empleo de la industria automotriz en México, pues se exporta del 80 al 85% de la producción nacional. Ahora bien, debido al proceso de reestructuración de la industria automotriz de EUA se ha generado por la crisis de los últimos años, ya que, como señala CEPAL (2009), la industria automotriz de ese país ha entrado en un proceso de racionalización de la producción en él mismo, al cerrar plantas, al mismo tiempo que ha incrementado su capacidad de producción en México y Canadá, como parte de su estrategia para disminuir costos e incrementar la competitividad frente a las empresas japonesas y europeas, la industria mexicana resultará beneficiada en el mediano plazo, pues se prevé que varias líneas de producción de “las 3 grandes de Detroit” - por ejemplo, General Motors, Daimler-Chrysler y Ford- sean trasladas a México, donde existen menores costos laborales. Martínez y Torres (2009) estiman que los costos laborales por hora son de 21 dólares en Canadá, 25 dólares en EUA y 3 dólares en México. Al mismo tiempo que se presentan en México otras ventajas competitivas como plantas nuevas, flexibles, con cadenas de proveedores instalados y cercanía geográfica a EUA. Razón, por la cual independientemente de la implementación de la norma, el empleo en la industria seguirá creciendo.

Por si lo anterior fuera poco, a la par, la norma de rendimiento de combustible para automóviles nuevos, reducirá la emisión de contaminantes locales, generará menos enfermedades y por lo tanto menos días laborales perdidos al año. Estimaciones gubernamentales señalan que se dejarían de perder 153 mil 265 días de trabajo y 1 millón 391 mil 363 de días de actividad restringida por enfermedades respiratorias. Así como se evitaría la muerte de 3 mil 149 personas por enfermedades relacionadas con la contaminación local. En ambos casos, en los días y las vidas perdidas, generarían beneficios por 4 mil 170 millones de pesos en el periodo 2013-2030.

En conclusión, la implementación de una norma de eficiencia de rendimiento de combustible para automóviles nuevos no parece que deba tener efectos en el empleo en México, dado que la producción ya está muy regida por del mercado externo y depende más de él que del interno. Por el contrario, ya que la industria exporta a países dónde ya hay normas de este tipo, se esperaría que la norma fomentara la producción nacional e incrementara el empleo, al igual que redujera los efectos sobre los trabajadores, derivados de la contaminación ambiental generada por los automóviles. Así es como nos encontramos frente a una posible normatividad ambiental que tendría además grandes efectos sobre el empleo.

Actualización: apoya esta causa firmando la siguiente petición: http://chn.ge/OBK4kq

Salvador Medina Ramírez, el autor de este artículo, es economista y actualmente labora en el Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo.

Bibliografía:

  1. Bauman, Alan y Luria, Daniel. (2010). Driving Growth: How Clean Cars and Climate Policy Can Create Jobs. Report prepared for the Natural Resources Defense Council, United Auto Workers and Center for American Progress. Disponible en: http://www.americanprogress.org/issues/2010/03/pdf/driving_growth.pdf
  2. Bezdek, Roger H., Wendling, Robert M. (2005.) Potencial long-term impacts of change in US vehicle fuel efficiency standards. Energy Policy. pp. 407-419.
  3. Chrysler (2010). Chrysler Mexico Celebrates the Inauguration of its Sixth Manufacturing Plant. Comunicado de prensa, octubre 29, 2010. Disponible en: http://www.media.chrysler.com/newsrelease.do;jsessionid=A2B1079375DA95DF2895249E11746E09?&id=10191&mid=207
  4. CNN Expanción. (2008). Ford producirá híbridos en México. disponible en: http://exp.mx/n001JIC
  5. Dacy, D.C., Kuenne, R.E., McCoy, P. (1980.) Employment impacts of achieving automobile efficiency standards in the United States. Applied Economics 12, 295–312.
  6. Geller, H., DeCicco, J., Laitner, S.  (1992.) Energy efficiency and job creation: the employment and income benefits from investing in energy conservation technologies. Washington DC: American Council for an Energy-Efficient Economy.
  7. Kleit, A.N. (2002). Short- and long-range impacts of increase in the corporate average fuel economy (CAFE) standard. Report prepared for General Motors.
  8. Martínez Morales, Alma y Torres Villanueva, Eduardo (2009) La situación de la Industria Automotriz en México: una valoración sectorial y regional. México: BBVA-Servicio de Estudios Económicos.
  9. TCT. (2007). General Motors anuncia inversión para producir nuevo vehículo híbrido en planta de Ramos Arizpe, Coahuila. Disponible en: http://bit.ly/jBkP1E
  10. Teotia, A., et al. (1999). CAFE compliance by light trucks: economic impacts of clean diesel engines. Energy Policy 27, 889–900.
  11. UCS. (2002). Fuel Economy as an Engine for Job Growth. Cambridge: Union of Concerned Scientists  Publications.

Temas: , , , , , , , , , , , , ,

  • Correctus

    Comentario tonto: Ford no invirtió 500mdd en Ramos Arizpe. En la región sureste de coah: (ramos arizpe y saltillo) solo están GM y Chrysler