¿Qué diablos tienen que ver vivienda y transporte?

Por , @suzyrain , 14 de octubre de 2011

Hemos preparado una emisión más de ¿¡Qué Diablos!?, nuestro podcast donde dedicamos cada episodio a un término técnico relacionado con la discusión de movilidad y espacio público. Sólo que esta ocasión más que un término, hemos decidido abordar la relación entre vivienda y transporte, bajo el lente de la planificación urbana.

Para eso platicamos con Rodrigo Díaz, Maestro en Planeación Urbana por el Massachusetts Institute of Technology -MIT-, además de un dedicado peatón escritor. Lo pueden seguir en Twitter en la cuenta de @Pedestre, pero también te recomendamos que leas su blog, donde reseña y analiza precisamente la vida pedestre de una ciudad.

¿Qué diablos tiene que ver “vivienda” con estructuras de transporte? by Transeunte.org

Generalmente la vivienda, los servicios públicos y el transporte, son ámbitos que se contemplan por separado, cuando el verdadero propósito del urbanismo es mezclar todos estos conceptos. Muchas ciudades tienden a crecer de manera desmedida y sin planificación, e incluso sin ofrecer estructuras eficientes de transporte dando lugar a problemas como un solo acceso a los barrios y falta de banquetas o infraestructura peatonal.

Además, al no contemplar vivienda y transporte al mismo tiempo, también se dan otro tipo de problemas de urbanismo. El crecimiento no planificado suele dejar huecos y distancias entre ciertos puntos de la ciudad, presentando urbes desperdigadas y creando distancias más largas qué recorrer.

Rodrigo Díaz nos comenta en este podcast que las ciudades se deben planificar tomando todos los ámbitos en cuenta al mismo tiempo, combinándolos y coordinando así el éxito que puede tener cada uno. Un nuevo proyecto de vivienda no resulta eficiente si no está relacionado con buenas vías de transporte. Algunas de las soluciones que él ofrece es llenar los huecos de las ciudades donde no hay nada, para hacer una ciudad más compacta y contectada: algunas de las soluciones son castigar terrenos baldíos, o sea, no permitirlos , pero también crear estructuras de transporte que dejen de incentivar el uso del automóvil.

A la par, aprovechamos para preguntarle a Rodrigo si la Ciudad de México podrá ser una ciudad peatonal, ya que es un experto en el tema. Más allá de la respuesta (que es sí), es interesante cómo lo ha asociado con el concepto de vivienda y como el tipo de vivienda también puede hacer un barrio más seguro. Por ejemplo, en las calles donde no hay fachadas y sólo muros altos, la gente camina desamparada, hasta cierto punto, y la escena se vuelve perfecta para que se den momentos de delincuencia.

La planificación urbana y las redes eficientes de transporte con relación a las zonas de vivienda, son en sí proyectos a nivel ciudad, a nivel gobierno. Sin embargo hay algo que podemos hacer como ciudadanos: Rodrigo Díaz nos dice que no es fácil, pero al momento de elegir una vivienda podemos calcular los costos no sólo de la vivienda en sí, sino también lo que nos costará transportarnos al resto de la ciudad, por ejemplo a nuestro lugar de trabajo.

Esperamos que te guste esta emisión de ¿¡Qué Diablos!?, donde puedes encontrar los argumentos de Rodrigo Díaz de manera más elaborada. Si quieres proponernos algún concepto para definir, puedes hacerlo en @Transeunteorg, o simplemente deja un comentario en este post.

Imagen: Turismo Universal

Visita las entradas anteriores de ésta sección:

¿Qué diablos es “gestión del uso del automóvil”?

¡¿Qué diablos es “demanda de transporte”?!

Temas: , , , , , , , , , , ,